Tuesday, September 18, 2007

Paráfrasis para Antonia

Cuando la luz vuelva desde tus ojos hacia el sol.

Cuando viajes por las carreteras de espalda tragando las palabras una a una como si fueran malos bombones.

Cuando las lagrimas entren por tus ojos y dejes de llorar.

Cuando las ruedas giren en contra sentido y los frenos sean para seguir avanzando

Cuando leamos de izquierda a derecha

Cuando los sonidos salgan de nuestros oídos y entren a las radios que cuentan cuantos minutos faltan para el comienzo de la
canción.

Cuando los papeles vuelen como flamencos asustados hacia las celulosas y se conviertan en astillas

Cuando los papeles se conviertan en árboles hermosos y fuertes y grandes y luego jóvenes y pequeños.

Cuando los papeles se conviertan en semillas que caen de los árboles.

Cuando el fuego que sale de la cocina se vuelva gas

Y tome trenes y barcos inmensos para guardarse en la tierra,

Cuando el gas debajo de la tierra salga de la tierra y forme helechos gigantes, dinosaurios y animales extintos.

Cuando nuestras ropas vuelvan a las fábricas y se deshilachen una a una

Cuando se nos caigan los dientes y nos salgan dientes de leche

Cuando la electricidad huya desde las ampolletas, desde las aspiradoras, desde las lavadoras, desde los refrigeradores, desde las depiladoras y los microondas.

Cuando la electricidad huya desde las sillas eléctricas y los respiradores automáticos hacia el enchufe.

Y camine por los postes

Y Jugando a nadar en contracorriente por los cables de alta tensión se introduzca a los generadores

Cuando la electricidad vuelva al íntimo átomo

Y el agua que alimenta a las hidroeléctricas suba por las piedras hacia la montaña

Cuando las células de nuestro cuerpo sean otra vez una

Y se despeguen como chicle el espermio y el ovulo para retornar a las respectivas entrañas de nuestros padres.

Cuando las manos apretadas y sudorosas de nuestros padres se suelten

Cuando las corvas de nuestra madre se desmonten del pecho de nuestro padre

Y los calzones suban

Y las braguetas se cierren

Y el sexo se ponga frió, lacio, seco.

Y de nuevo las manos estén entrecruzadas

Cuando la luz de las estrellas en los ojos de nuestros padres vuelvan a las estrellas

Y entre en el mar de explosiones y magma caliente.

Cuando las explosiones retornen al hidrogeno blanco, transparente.

Cuando el hidrogeno converja, cuando el hidrogeno se acumule en el universo como un punto en una i.

Cuando todo el universo este concentrado en un punto

Y la tierra, y la gente, y las plantas, y las señoras que se quedaron dormidas y murieron, y mi hermano, y los perros de la esquina, y las esquirlas que llevaste en la nariz, y la saliva, y el aire que respiramos, y el cielo que nos protege, y las niñas chicas, y la picana eléctrica, y los ojos de nuestra profesora de colegio, y las hormigas, y el pan y la leche, y la joven que me vendió un chocolate, y el vaso de agua, y el televisor y el calefón sean un punto en la nada.

Sin peso

Sin forma

Como el orificio que deja un alfiler.

Vamos a estar ahí, Juntos.

2 comments:

Tomas Spencer said...

Me da la impresion que nos quieres decir asi como que la tienes clara.
o quizas nos quieres decirnos... sino que simplemente quieres decirlo a ti. Mas aun quiza solo quieres escribirlo y plasmarlo en algun lugar. Pero yo no se si tu mismop estas tan eguro de lo que dices.
Sin embargo siento que hubo muchisima pasion al escribir, y eso es por autonomacia un resultado.

Me encanto...

Frida said...

Soy una intrusa entre tus escritos. Alguien me escribió una carta con la dirección de tu blog. Leí lo nuevo hasta este, que me gustó mucho. Me dejas con una sensación rara sí, por lo escrito en el primer texto y los comentarios. Nunca he logrado entender el humor en esas palabras.
Con respecto a otros poemas. Es extraño sentir a otros correr, rabia entre los dientes. A mi tb me pasa, pero cuando lo escribo suena muy diferente. Me hace pensarme como una señorita.
Saludos